Cada vez se verá un mayor número de conexiones directas entre trabajadores independientes y clientes, incluso en tiempo real.

Economía Gig (pequeños encargos) es un término relativamente nuevo que define un modelo de empleo basado en trabajos esporádicos, cortos, y relacionado directamente con el desarrollo de la tecnología de la comunicación. Los consultores, contratistas y trabajadores autónomos ofrecen una cartera de servicios puntuales a diferentes clientes. Los empleados Gig ofrecen sus conocimientos a negocios y empresas por horas o días sin ningún contrato. El trabajador Gig es un autónomo, pero con la diferencia de que este grupo de personas muy cualificados trabaja para uno o más empleadores durante periodos de tiempo cortos y específicos.

Se trata de un modelo de economía que utiliza startups, plataformas que ponen en contacto a empleados freelance y empleadores, con el objetivo de hacer un intercambio colaborativo aprovechando el gran auge de Internet.  La economía Gig es tanto una oportunidad como un desafío porque hay muchos trabajos pequeños a tiempo parcial disponibles. Sin embargo, como los trabajadores y los contratos Gig son más asequibles para los empleadores, es más difícil también encontrar el trabajo a tiempo completo que desean.

 

Si quieres conocer todo lo necesario para descubrir las otras muchas nuevas economías que han surgido, no te pierdas el GuíaBurros: Economía de acceso, de Paco Bree.