Esta idea se inspira en los propios ciclos de la naturaleza, donde nada se desperdicia y todo se transforma.

El economista Kenneth Boulding, hace medio siglo, propuso la idea de una economía abierta en la que los recursos permanecieran el mayor tiempo posible como parte de la economía. El concepto de economía circular fue propuesto por los economistas ambientales David W. Pearce y Kerry Turner en 1989. Estos autores plantearon en su libro Economics of Natural Resources and the Environment que una economía abierta tradicional no incorporaba una tendencia al reciclaje. Esto provocaba que los humanos usasen el planeta como un lugar para depositar desechos. La Fundación Ellen MacArthur define la economía circular como un nuevo modelo en el que los productos, materiales y recursos se mantengan en la economía durante el mayor tiempo posible y en el que se reduzca al mínimo la generación de residuos.

La economía circular ha abierto diversas aproximaciones. Por ejemplo, la científica Janine Benyus publicó en 1997 el libro titulado Biomimetismo: innovación inspirada en la naturaleza. El químico Michael Braungart y el arquitecto William McDonough publicaron en 2002 el libro titulado De la cuna a la cuna, rediseñando la forma en que hacemos las cosas. Otra aproximación es la denominada “economía azul”, que reconoce la importancia de los mares y océanos.

En la actualidad, distintos estudios resaltan la importancia de la economía circular a la hora de abordar los desafíos futuros en distintas áreas como la movilidad. Por ejemplo, el estudio realizado por la Fundación Ellen MacArthur, Sun y el Centro McKinsey para los Negocios y el Desarrollo, titulado Crecer desde dentro: Una visión de una economía circular para una Europa competitiva, identificaba que el automóvil promedio está estacionado más del 90% del tiempo, los espacios de oficinas están desocupados entre un 30% y un 50% del tiempo durante las horas de trabajo, y un tercio de todos los alimentos se desperdician a lo largo de la cadena de valor. El estudio también propone diversos ejemplos de empresas que ayudan a regenerar, compartir, optimizar, virtualizar, intercambiar y promover bucles o espirales virtuosas, como la empresa Airbnb o la empresa JustPark.

Si quieres conocer todo lo necesario para descubrir las otras muchas nuevas economías que han surgido, no te pierdas el GuíaBurros: Economía de acceso, de Paco Bree.